No hay Tregua

Septiembre/Octubre 2015

Con la misma pesadez que cargan los personajes del Teatro del Absurdo, les actores se sumergieron en la obra literaria de uno de sus máximos exponentes: Samuel Beckett. Inspirados en sus piezas crearon una nueva obra que permitiese investigar y transitar los eternos cuestionamientos de la existencia humana: ¿de dónde venimos? ¿hacia dónde vamos? ¿por qué estamos aquí? El concepto se dirigió al principio con la idea de un ring de boxeo como escenografía, que luego cambió de rumbo y se convirtió en un funeral. Como parte de los ejercicios, estaba el no comentarse quién era el que estaba dentro del ataúd, así se mantendría la tensión en la relación de los personajes desarrollados para la pieza.

Como dato curioso, al principio el grupo se llamaba La Bicicleta de Tiresias pero en esta producción, No Hay Tregua, se reconoció que la compañía es un vehículo que cuenta muchas historias, no solo el eco del teatro griego.

Micro-documental

Fotos y videos tomados por: Joshua Font.

Programa de mano

75884a_c785a117489f49d7a063842c8c5c3abf.
75884a_c785a117489f49d7a063842c8c5c3abf-